Una visita a tu lado oscuro.

El club de la oveja

El día que me asaltaron las cuatro “ovejas” yo iba como siempre caminando con la cabeza gacha (como dentro de mi) y los hombros encogidos, mis enormes gafas de sol cubrían casi por entero mi cara no dejándome ver mas allá de la punta de mis zapatos que se movían rápidos para no llegar tarde a casa y enfrentarme al dolor. Me acorralaron contra un rincón de la solitaria calle y me hablaron del club de la oveja, del fin del dolor, de mi candidatura y de la fiesta de bienvenida… La fiesta del carnero.

Yo no podía creer lo que esas mujeres me decían pero algo dentro de mí estalló quitándome de un plumazo la venda que cubría mis ojos y las invisibles sogas que me ataban a él, así que acepte y sin pensármelo más me uní al club. La fiesta del carnero se celebraría esa misma noche, me aseguraron que no me preocupara por él, que no estaría en casa para impedirme salir, que no habría preguntas… Y para mi sorpresa así fue!

A las 3 de la tarde me dijo que tenía una reunión y que no vendría a cenar, los nervios parecían estar tan a flor de piel que por un momento temí que lo notara y empezaran a llover los golpes, pero no, se fue y yo corrí a arreglarme pues mis nuevas amigas (que cosa más rara) me esperaban. Aun no podía comprender como me había dejado embaucar en algún tipo de lio del que seguro, seguro, me tendría que arrepentir… Pero la sensación de que no podía dejar escapar esta ocasión tiraba de mí con fuerza.

Me recogieron en una limusina llena hasta los topes de mujeres totalmente eufóricas que me contagiaron inmediatamente (seguro que han echado algún tipo de droga en mi bebida, o tal vez en la ventilación) y ni siquiera vi que carretera cogíamos.

La casa era enorme, de estilo victoriano, su dueño debía tener mucho dinero… “Dueña, querida, dueña” me indico alguien mientras una especie de mayordomo ridículo me ayudaba a bajar, me resulto sorprendente ver que este llevaba grilletes en manos y pies.

Después de horas bebiendo y riendo pensé que se me estaba haciendo muy tarde y me entro el miedo (otra vez) entonces me avisaron de que era la hora… La hora del carnero y varios hombres semidesnudos y encadenados trajeron una bandeja de proporciones enormes, de hecho cogía toda la enorme mesa y allí estaba “él”

Atado de pies y manos, desnudo, colocado como un cerdo recién salido del horno (manzana incluida) y con las mejillas chorreantes de lágrimas, ¿Qué me recordaba eso? En una mesa auxiliar estaban todos los cuchillos, tenedores, sacacorchos, sierras, destornilladores, tenazas, martillos y clavos que puedas imaginar… Me pusieron en las manos unas enormes tijeras de cocina y me indicaron que hiciera los honores, y valla si los hice!

La fiesta del carnero duro toda la noche, una orgia de gritos y sangre mientras yo aprendía a cortar filetes y deshuesar algunas partes en manos de perversas y experimentadas ovejas… O sea, hasta que metimos la bandeja en el gigantesco horno, para asar nuestro carnero a fuego lento, aun respiraba… el pobre.

 

Adoro los finales felices.

Anuncios

50 comentarios

  1. Ana

    ¿Tú crees que esto es un final feliz? Bueno, para la oveja quizás sí, no para el carnero, que según tu relato lloraba como un descosido.
    Un poco tétrico pero ¿le has preguntado a las ovejas si estaba bueno el asado? Je, je,
    Chao
    Ana

    29/11/2010 en 20:36

    • A mi me parece un final de lo mas feliz! De verdad tu crees que no???

      29/11/2010 en 21:23

  2. Mmm me iba a cenar una pizza y aburrida del fútbol me vine a leerte, jeje, me ha encantado la historia con final feliz, jaja, además me a abierto el apetito.
    Ñam Ñam.

    Un besote caníbal.
    Si algún día vuelves a salir con tus amigas. ¡Llámame!

    29/11/2010 en 20:36

  3. Pssst yo vengo con mi propio cuchillo ¿eh?

    Ahora si me voy, un besico de buenas noches!

    29/11/2010 en 20:41

  4. No sé si es que me estoy acostumbrando a estas cosas desde que somos amigas 🙄 pero ya no me afectan tanto…
    Si lo miras objetivamente, bien meten a mis parientes las langostas vivas en el agua hirviendo para luego comérselas, y todos lo encuentran normal.
    ¿Dónde está la diferencia?

    29/11/2010 en 22:05

  5. Pero los hombres semi desnudos… ¿era de cintura para arriba, o al revés?

    29/11/2010 en 22:05

  6. Ya he cenado, me voy a por el postre ¿te apetece? este se come con cucharilla, jeje

    29/11/2010 en 22:05

  7. Ven que te meta un abrazo, que me hace falta

    29/11/2010 en 22:06

  8. AAAAYYYYYYYYYY ¡CIELOS, QUE ME DEJABA LOS BESITOS REQUETECARIÑOSÍSIMOS!
    ♥ MUA ♥ MUA ♥ MUA ♥ MUA ♥ MUA ♥ MUA ♥ MUA ♥ MUA ♥

    29/11/2010 en 22:09

  9. Ani

    Naaa, me encantó! Tendremos club de la oveja por aquí? Voy a averiguar! Carneros tenemos de sobra! Un besote, Nieves!!!

    30/11/2010 en 0:05

  10. Nieves ¿No habrás visto la película de “Los hombres que miraban fijamente a las cabras”?Juassssssssss,me ha encantado,aunque más que carnero y me vas a perdonar yo emplearía otra palabra ,pero no lo voy a decir……
    Me encantóóóóóóóóóóóóóóó…sería su marido,verdad?
    Más feliz aún,jajajajjajajaj.

    30/11/2010 en 6:06

    • Evidentemente jejejejeje lo has pillado! Pobre Sinu, no creo que se lo merezca…

      30/11/2010 en 13:59

  11. Cuando venga el calamar repulsivo de mi hermano,le hacéis lo mismo,jejejejejee

    30/11/2010 en 6:23

  12. ummmmmm..y de guarnición que??
    y quedó tierna la carne??jeejejej!!!
    Pero como mola esta historai!!
    Un besoooooo!!Que te quiero mas que
    que se yo a que!!jejejej!!!
    Me piro..no sea que salga cocinada yo tambien
    jejjejej!!MUAK!!!ta luego…

    01/12/2010 en 7:03

  13. ¡Vengo a darle un vuelco radical a tu historia, Nieves! jejejejeje
    ¡QUEDA INAUGURADO EL CLUB DE LOS CONEJOS!
    bla bla bla bla…. ¡Y SE QUISIERON PARA SIEMPRE JAMÁS!

    01/12/2010 en 21:36

  14. YA ME ESTOY DENTRO DEL REBAÑO BEEEE!!! MI TRABAJO ME HA COSTADO, NO ME HA SIDO FACIL Y AUN TENGO MUCHAS DUDAS QUE RESOLVER.
    POR HOY YA ESTA BIEN MAÑANA SERA OTRO DIA.
    !NUNCA ME HE SENTIDO SOLA! AUNQUE ESTUVIESE FUERA SIEMPRE HAS ESTADO A MI LADO.
    UN ABRAZO NIEVES.

    01/12/2010 en 23:06

  15. Como veo que ya hay bastantes ovejas yo haré de pastorcilla.
    🙂
    Esto….me corroe la duda¿quedó tierna la carne?¿os acordasteis de de ponerle la zanahoria en el culo?
    🙂

    02/12/2010 en 9:44

    • Tierna no se si quedo, pero se quedaron agustooooo….

      02/12/2010 en 23:22

      • Y QUE HIZO AUGUSTO PARA QUE SE LO QUEDARAN????
        🙂

        03/12/2010 en 20:36

  16. Ana

    Hola guapa, lo primero es decirte que subas el ánimo, para arriba y mucho y lo segundo es decirte que lo de las estrellitas es para que vote el que quiera y pongáis el número de estrellitas según os haya gustado o no. Cinco estrellas es mucho y una estrella casi nada. Si no se pincha no pasa nada, y los que pinchen queda registrado, pero no vale más que para que el dueño del blog sepa más o menos si os ha gustado o no. Es igual que si pinchas enla palabra like que en cada blog está en un sitio diferente. Eso significa que quieres que la entrada quede archivada en tu blog por que te ha gustado mucho.
    chao
    Ana

    03/12/2010 en 7:55

  17. Veo que soy el único carnero que se atreve a comentar, pero lo hago porque se que tengo la carne correosa e insulsa y no me vas a cocinar, que si no me lo pensaba ehhh, jeje.
    Venía a pedirte que me enviaras un jamón para navidad… pero mejor lo dejamos en unos polvorones. 😀

    03/12/2010 en 8:55

    • mmm Has bajado el nivel jejejeje Aunque los polvorones tambien estan por las nubes… Ya sabes, a mi me pillan lejos.
      Un beso poseso.

      03/12/2010 en 13:41

  18. Gracias por la absolución, Nieves, ¡contigo da gusto pecar! Jejeje, me absuelves sin tener que confesarme ni nada de eso que no me gusta.
    Te traigo un gran polvorón
    con mucho amor, ya sabes 😉
    ¡Muchos besitos, corazón!

    03/12/2010 en 14:01

  19. Hacia Belén va una burra, rin, rin,

    ♫♫yo me remendaba yo me remendé
    yo me eché un remiendo yo me lo quité,
    cargada de chocolate; ♫♫

    ♫♫Lleva en su chocolatera rin, rin
    yo me remendaba yo me remendé ♫♫
    yo me eché un remiendo yo me lo quité,
    ♫♫ su molinillo y su anafre. ♫♫

    ♫♫ Maria, Maria, ven a acá corriendo, ♫♫
    que el chocolatillo se lo están comiendo.

    ♫♫ En el portal de Belén rin, rin
    yo me remendaba yo me remendé
    Yo me eché un remiendo yo me lo quité, ♫♫
    han entrado los ratones;
    ♫♫y al bueno de San José rin, rin,
    yo me remendaba yo me remendé
    Yo me eché un remiendo yo me lo quité, ♫♫
    le han roído los calzones.

    ♫♫ María, Maria… ven acá corriendo,
    que los calzoncillos los están royendo.

    En el Portal de Belén rin, rin, ♫♫
    yo me remendaba yo me remendé
    ♫♫ yo me eché un remiendo yo me lo quité,
    gitanillos han entrado;
    y al niño que está en la cuna rin, rin ♫♫
    yo me remendaba yo me remendé
    yo me eché un remiendo yo me lo quité,
    ♫♫ los pañales le han cambiado.

    Maria, Maria ven acá volando,
    que los pañalillos los están lavando. ♫♫

    03/12/2010 en 16:17

  20. NIIIIEEEEEEEEVEEEEEEESSSS ¡¡¡¡¡¡QUE TIENES UNO MÍO PENDIENTE DE MODERACIÓOOOOOOOOOOOOOOOOOON!!!!!!!

    03/12/2010 en 16:18

    • TATA LA PALABRA MODERACION¿TIENE ALGO QUE VER CON EL MONEDERO?
      🙂

      03/12/2010 en 20:38

  21. Psss,Nieves,¿Tú tienes chimenea?
    Yo llevo las castañas!!!

    03/12/2010 en 20:43

  22. 05/12/2010 en 4:09

  23. 05/12/2010 en 20:43

  24. ¿Sabes? Si se me ocurre mañana comentar en el currito lo de este club… Fijo que se plantea crear uno y se nos llena de socias en menos que canta un gallo… Fijo… Igual hasta nos lo cierran por exceso de cupo 😆
    Ven aquí que te abrace… No huyas!!!
    ?imgmax=800
    >—O—< ¡Muah! ¡Muah! ¡Muah!

    06/12/2010 en 19:50

    • Mejor nos iria, tu comentalo… Por si acaso jejejeje

      07/12/2010 en 18:36


      • Lo dicho… Hasta las principiantas ya presentan al de turno como “mi futuro cabrito” jejejejejeje!!!
        >—O—< ¡Muah! ¡Muah! ¡Muah!

        08/12/2010 en 13:41

  25. TE CAMBIO UN MASAGE POR UN BESO INFERNAL¿HAY TRATO?

    07/12/2010 en 8:49

    • SIIIIIIIIIIIIII ,MMMMMMMMMMMMMM!!!!
      vOY A DEJARTE EL BESO CUANDO ESTE DEL TODO RELAJADA JEJEJEJE TU SIGUE SIGUEEEEEEEEEEEEEEEE!!!!

      07/12/2010 en 18:34

  26. Va, Nieves, ¡que te mando las ardillitas!
    Alegría, alegría… no te creas que lleve mucha en el cuerpo, pero estoy intentando autoconvencerme 😉

    07/12/2010 en 15:18

  27. ¡Cachis, ¡LOS BESITOS!
    ¡SMUAKS!

    07/12/2010 en 15:18

  28. El paraíso lo prefiero por el clima; el infierno por la compañía.
    🙂

    08/12/2010 en 4:00

    • Eso es una de las cosas mas bonitas que me han dicho jamas…. GRACIAS!

      08/12/2010 en 15:04

  29. Toma, te dejo la felicitación PROVISIONAL

    ¡A ver si tengo tiempo, quiero haceros una como el año pasado!
    ¡SMUUUUUUUUUUAAAAAAAAKS!

    09/12/2010 en 0:10

  30. Nieveessssss donde te metes que no te veooooooo, anda sal de tu guariada que echo de menoss ¿ vale ?
    Besos infernales. Muawhhhhhhhh!

    09/12/2010 en 0:22

    • Como que no me ves? espera que voy…

      09/12/2010 en 13:00

  31. Un millón de besos …desde tu avernooooooooooooooooo

    09/12/2010 en 17:32

  32. Te voy a contestar antes de irme a cenar, porque tú me haces una preguntita más directa? Voy a generalizar, porque cada persona es un mundo… Y sus circunstancias ¿vale?
    Verás… Todos tenemos un punto agresivo por naturaleza, lo que pasa que lo canalizamos bien, hay gente en la que ese punto es un puntazo y muchos también lo canalizan si no se ven amenazados… Entonces es cuando se vuelven violentos… Voy al grano, si no igual te lío… Una persona que no ha dado esas muestras, es porque se ha sentido “el fuerte” es conforme va sintiendo la fortaleza de la otra persona y, por lo tanto sus debilidades ante ella, cuando incluso inconscientemente, trata de imponerse con el maltrato psicológico o la violencia física (ante una persona totálmente sumisa no necesita imponerse)
    Te había contestado allí, pero por si no lo ves… 🙂
    Ven aquí >—O—< ¡Muah! ¡Muah! ¡Muah!

    09/12/2010 en 22:21

  33. JEJEJEJE.

    Una monja y un sacerdote cruzaban el desierto del Sahara montados en un camello. Al tercer día, una tormenta de arena les atrapó y se vieron obligados a buscar un refugio para guarecerse de ella.

    Cuando acabó la tormenta, ambos religiosos se percataron que el camello estaba muerto. Entonces el sacerdote dice a la monja:

    – Hermana, esto se ve muy mal, difícilmente sobreviviremos dos días aquí y el campamento más cercano se encuentra a una semana de camino. Así que ahora que sabemos que no sobreviviremos, quiero pedirle un favor.

    – ¿Cuál?

    – Nunca he visto los senos de una mujer. ¿Podría ver los suyos?

    La monja, un poco sorprendida, le responde:

    – En las circunstancias en que nos encontramos, no veo ningún problema.

    Y mostró sus senos al cura. Este, entonces, le dijo:

    – Hermana, ¿le importa si los toco?

    La monja no puso ninguna objeción y se los dejó tocar. Después de unos minutos, con una picarona sonrisa, le dice al cura:

    – Padre, ¿puedo pedirle yo ahora un favor?

    – ¡Claro!

    – Nunca he visto el pene de un hombre. ¿Me dejaría ver el suyo?

    – Pues… en las circunstancias en que nos encontramos, no veo el posible daño, madre.

    Y entonces se lo mostró.

    – ¿Lo puedo tocar?, preguntó la monja.

    – Pues… ¡tócalo!

    Después de varios minutos de tener la atención de la monja, el padre ya ‘armado’ no puede contenerse y acercándose a ella, le dice al oído:

    – Hermana… ¿Sabía que si lo inserto en el lugar correcto, puedo crear vida?

    – ¿De verdad?

    – ¡Por supuesto!

    – Qué bien, Padre. ¡Métaselo al camello por el culo y vámonos de aquí!

    10/12/2010 en 13:25


  34. Así de acurrucadita, ¡se está “de muerte” en tu cueva, Nieves!
    ¡Feliz fin de semana!
    Muchos besitos muuuuuuuuuuuuuyyyyyy……….¡cariñosos!

    10/12/2010 en 23:17

  35. tas mimia???Bueno yo te lo dejo akí pa cuando te despiertes.

    12/12/2010 en 9:10

  36. Pá que te rías

    12/12/2010 en 11:00

Bien! Te has decidido, cuenta, cuenta...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s