Una visita a tu lado oscuro.

Entre brumas

Conducía sin saber como, mecánicamente, pensando en lo desgraciada que era su vida, recién casada y con un marido que la engañaba y pegaba constantemente, un hermano drogadicto y delincuente, una enfermedad degenerativa y agotada de tanto trabajar para mantener al par de gandules.

Lo último que recuerda es que su coche, esquivando a un tremendo camión, dio una vuelta de campana, pero contrariamente a lo que esperaba, no despertó en un hospital, si no en una cama con dosel y almohadones de seda…Se pregunto si el accidente había sido una pesadilla, pero no conseguía reconocer la habitación…
El día era luminoso y ella se sentía extrañamente cómoda y feliz pero con una sensación de que algo no estaba bien…y estaba cavilando sobre eso cuando entraron en la estancia varias personas; Una señora con moño y aire aristocrático se lanzo hacia ella con cara preocupada:
-¡Cariño! ¿Cómo estas? Que susto me has dado! El doctor Gómez ha venido todo lo deprisa que ha podido y nos ha dicho que no ha sido nada, solo un fuerte golpe en la cabeza.
Te he dicho mil veces que ese caballo tuyo es muy nervioso! Deberías deshacerte de el! Pero claro, tú nunca me haces caso.

Abrumada por el discurso de la mujer, ella no acertó a abrir la boca, pero si se fijo en un agradable joven que la miraba con ojos llenos de amor mientras el otro hombre le tomaba el pulso y una mujer con uniforme le ahuecaba los almohadones.
Intento levantarse pero no se lo permitieron y se miraron todos con cara de preocupación cuando ella pregunto donde estaba y quienes eran…Entonces hablo el hombre canoso.

-Querida, parece que el golpe te dejado sin memoria, pero tranquila es algo pasajero, te tendremos en observación.

Poco a poco se adapto a su nueva y cómoda vida en aquella mansión, rodeada de lujo y atenciones, descubrió a una madre adorable y a un pretendiente que le estaba robando el corazón, los días pasaban entre paseos por el hermoso jardín y cenas con amigos de la familia, que siempre terminaban en pequeñas fiestas.
Se sentia querida se sentia, por fin, feliz.

Un día, paseando por los establos vio a “su” caballo y pensó que el era el artífice del milagro (como ella lo llamaba) decidió que un paseo tranquilo era el mejor regalo de agradecimiento para el noble animal y monto, sorprendiéndose de lo bien que lo hacia…
Dejándose llevar por la euforia, cada vez galopaba mas deprisa por el enorme prado, dejando que el viento le enredara el pelo…y callo, vio (como entre sueños) como el caballo se encabritaba y la tiraba, se vio a si misma lanzada con fuerza, le pareció volar y ya todo fue oscuridad…Aunque creyó oír entre brumas una voz que decía, con un frío tono.

-¿Da igual…nunca despertara, es una perdida de tiempo y dinero, desconéctela!

Anuncios

32 comentarios

  1. Que triste, profundamente triste me recordó una canción http://www.youtube.com/watch?v=9L9c-cf4MtM

    10/08/2012 en 19:22

    • Quien sabe lo que pasa cuando alguien “duerme”.
      Gracias por la canción! Besos.

      12/08/2012 en 1:11

  2. Vaya jugarreta del destino? lo cierto es que no tuvo suerte ni para volver a empezar…
    Un abrazo Nieves…la próxima la quiero con final feliz porfiiii…muakkkkkkkkkkk con alitassss

    10/08/2012 en 20:33

    • Vaaaaaale jejejeje Por ti lo intentare… Aunque no se yo!
      Besitos y cuidadin que voy quemando!

      12/08/2012 en 1:12

  3. Que final., no lo esperaba mientras iba leyendo me ilusione, con verla en la mansión
    y una vida para comenzar de nuevo…..
    bs.y cariños.amiga!!!!!!

    10/08/2012 en 23:09

    • Pues eso… Un final feliz no es un final je! Besos Mirta!

      12/08/2012 en 1:13

  4. Buenas noches Nieves: Acabo de entrar en tu blog, como en otros más, pues necesitaba desconectar de un articulo que acabo de insertar en mi blog, tras de lo cual, al acabar de escribirlo, de mis mejillas han surgido unas lagrimas de impotencia, soledad y rabia, lal cual le he puesto ese título.

    Te invito a visitarlo, a que leasintegro dicho articulo y a que tanto si eres Euroiberico, como de otra parte del Mundo, a que dejes un comentario solidario sobre las reflexiones que saques de dicho contenido.

    Recibe mi felicitación por la suave brisa que ha recibido mi Alma, al leer vuestros recientes escritos.

    Un fuerte abrazo

    Elhíot

    11/08/2012 en 0:40

    • Bueno, no se yo si mis textos acarician precisamente, pero muchas gracias!

      12/08/2012 en 1:14

  5. Nieves ¡¡¡ Que lindo cuento… ¡¡¡Pero que triste final!!!…No le dio tiempo a disfrutar de su nueva vida, ni para volver a empezar…..
    ¡¡¡Felíz Fin de Semana!!! Besos querida amiga..

    11/08/2012 en 2:15

    • Si, si… estas muy gandula eh!!!!!!!!! Haber si escribes algo! Besazo Rosita!

      12/08/2012 en 1:15

  6. Dura, dura te quedo la cosa niña, aunque me extrañaba a mí que la historia tuviera final feliz, me recordó vagamente a “Johny Cogio su Fusil”, aunque este no tuvo tanta suerte con la desconexión.

    Besos.

    11/08/2012 en 13:23

    • Un final feliz no es un final 😀

      11/08/2012 en 13:37

      • Creo que me he repetido… QD jejejeje

        12/08/2012 en 1:15

    • A Johnny sí que le hicieron “un final feliz”, de esos que te gustan a ti, Dess, pero no precisamente al final de la película… 😉

      11/08/2012 en 17:04

      • Bueno, un detallito de la enfermera 🙂

        Lo que más le jodía es cuando entraba el médico y le saludaba en plan, “qué pasa tronco”.

        11/08/2012 en 22:05

        • Me vais a contar de que va??? Vosotros dos!!!!!!!!!

          12/08/2012 en 1:16

  7. Buen desenlace: cuando uno está esperando otra cosa, vas y le zarandeas. ¡Bien hecho!

    11/08/2012 en 17:06

    • Si, como ves la vida es muy …. Vale, lo dejo que me desparramo 😀

      12/08/2012 en 1:17

  8. ufff que relato tan duro, no esperaba ese final.
    decirte que escribes genial, y que me ha gustado muchisimo

    11/08/2012 en 18:36

    • Muchas gracias por tu visita! Me alegra que te guste!

      11/08/2012 en 20:50

  9. Tienen razón todos los blogueros que te han contestado anteriormente es un inquietante relato que te mantiene en tensión con un final inesperado.
    Besitos

    11/08/2012 en 20:22

    • Gracias! Pero conociendome no tiene nada de inesperado… soy previsible??? Naaaaaa!
      Besos!

      12/08/2012 en 1:19

  10. Hola de nuevo, fermosa. Mucho me temo que me has obligado a seleccionar tu diario para esto de contar algunas cosillas sobre tí (vaya novedad, ¿verdad?) y seleccionar a tu vez otros ‘blogs’ que ‘te pongan’.

    http://alterfines.wordpress.com/2012/08/11/siete-cosillas-sobre-uno/#more-2700

    11/08/2012 en 21:59

  11. Me encanto el final, grande para rematar un relato duro e inquietante.
    Simplemente magnifico.
    Saludos desde el limbo

    12/08/2012 en 14:08

    • Muchas gracias! No duermas demasiado profundo… Saludos!

      12/08/2012 en 19:03

  12. No me importaría que me desconectaran si pudiera seguir soñando.

    13/08/2012 en 10:55

    • Eso es lo malo, que despiertas para siempre! Besos

      19/08/2012 en 22:00

  13. La Biblioteca del Fauno

    Me gustan los giros insospechados en las historias.
    Fabulosa narración.

    14/08/2012 en 15:42

  14. Me ha encantado la historia.
    Triste y terrorífica. ¿Qué si no es lo que viene del infierno?
    Abrazos, Nieves.

    19/08/2012 en 21:49

    • Me alegra que te guste! El infierno es lo que tiene, si! jejejejeje

      19/08/2012 en 22:03

  15. Wooo,brutal despertar a una realidad impactante.
    Pero naaaaa,si quiere yo le paso un par de mis pastis y que siga durmiendo otro ratillo más si se le antoja.
    🙂

    03/09/2012 en 4:58

Bien! Te has decidido, cuenta, cuenta...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s