Una visita a tu lado oscuro.

(2) La envidia

Cada vez que entraba a tomar café, se fijaba en si su vecina había comprado muebles o alguna alfombra mas. De ser así ella corría rauda al día siguiente a comprar algo mejor y mas caro, claro… Odiaba aquella perfección que ella no era capaz de conseguir.

Nunca estaba satisfecha, quería ser superior en todo a su “odiosa vecina y amiga” la muy cerda no tenia ni una sola arruga, a pesar de ser un año mas vieja… ¿y que decir de el marido? Era una especie de Adonis musculoso, cuando el suyo propio era un calvo seboso con una enorme panza, que solo pensaba en comer, con suerte no volvería de alguna de sus visitas al hospital

¿Y sus dos adorables hijos, rubios como ángeles, cuando ella solo tenía un entúpido gato? Era injusto que se le negara tanta felicidad…

Eran amigas pero cuando se reunía con otras de su misma especie, jugaba a destripar verbalmente a su “mejor amiga”

Un día asomándose al balcón vio las preciosas cortinas que había estrenado su amiga y pensó que esta vez la superaría con creces, compró las más espesas y caras que encontró (a pesar de no gustarle) y se dispuso a esperar al domingo para colocarlas. El domingo era el día clave, todas las vecinas estarían en los balcones pues se colgaban las guirnaldas para la fiesta del barrio y verían sus espectaculares y “superiores” cortinas nuevas.

Espío durante horas el balcón de su amiga y en el momento en que esta salio con la ristra de guirnaldas con una sonrisa satisfecha comenzó la tarea, hubiera sido mucho mas fácil, cómodo y seguro subirse a la escalera desde dentro pero entonces no llamaría la atención lo bastante como para que se fijaran en las cortinas, así que puso un pie en la escalera con los pesados cortinones a cuestas y el otro sobre la barandilla, tarareando una canción.

No se fijó en la cara de horror de sus vecinas al verla allá arriba, solo vio a aquel  atractivo muchacho mirándola desde abajo… ¿Le había guiñado un ojo? ¡A ella!                            

No notó que fallaba su pie en el siguiente escalón, ni se dio cuenta de que caía envuelta en terciopelo…

Seis pisos mas abajo, con el tremendo golpe pareció comprender su gran pecado…

gato 1

Anuncios

38 comentarios

  1. Todo por una mirada…Sin el chico, aún se hubiese librado…;-)
    En vez de “envidia cochina” esto es “envidia cortina”…
    Besos poseídos .

    08/07/2013 en 16:28

    • Jajajajaja Tu lo has dicho! Buen chiste! Besitos.

      09/07/2013 en 15:15

  2. Cayó con la mortaja de terciopelo hecha.

    Besos.

    08/07/2013 en 17:00

    • Otro buen toque, la mortaja… no lo había pensado, cachis!

      09/07/2013 en 15:16

  3. Que envidia*****por dios*******los muebles**el marido**los hijos*****
    por eso tenía un gato**** y ******estúpido *****

    creo que si hubiese tenido todo***lo que ****envidiaba****igual sería una resentida******

    insastisfecha de todo*****me encantó***toda la historía****
    con el final******envuelta en terciopelo **********todo un lujo****y la pobre ni se dio cuenta*****
    besotes****

    08/07/2013 en 17:24

    • Estas que te sales Mirtita! jajajajaja Besos

      09/07/2013 en 15:17

      • No*****que me meti****tanto en el relato***vivi cada momento de la narración

        como si fuera real****y me hizo recordar a una persona*****
        te estoy contestando desde mi blog***jajajjaja****
        bezotes*****y abrazos******

        10/07/2013 en 20:56

  4. Oyyyy… Yo por eso no tengo cortinas en mi casa. Jajaja. Besotes.

    08/07/2013 en 17:31

  5. Ahora que había pillado caso va y la palma……

    08/07/2013 en 18:15

    • En realidad no… esapera y veras! Un beso

      09/07/2013 en 15:18

  6. Y encima se perdió la fiesta del barrio. ¡Menuda boba! 😛
    Besazo

    08/07/2013 en 21:34

  7. Pues el gato sería estúpido pero mírale, ahí observando como la dueña la casca y a él le quedan seis vidas para gastar 😀

    Hay envidias malas, no todas ojo, la que yo te tengo es de las buenas

    Besotes reina.

    08/07/2013 en 22:16

    • Eres un sol, no te lo había dicho? Pues si. Un besazo enorme!

      09/07/2013 en 15:20

  8. Me gusta como relatas los pecados, humanos y comunes, una situacion que podría suceder en cualquier lugar por cualquier persona, y al final se da cuenta de su pecado, cuando es hora de pagar por el. jajaja Como un recibo de luz en el que te das cuenta que has abusado de la energia electrica ya cuando te van a embargar hasta los calcetines.

    Un abrazo mortal, me gusto mucho.

    09/07/2013 en 0:03

    • Gracias Azkre! Ya sabes, no envidies que suele pagarse caro jajajajaja. Un beso

      09/07/2013 en 15:22

  9. Que relato!!! asombra y atrapa!! y que real pues a cualquiera nos pude pasar! eres………una geniecita, un beso muy grande querida, un placer volver a verte, Llegué el viernes de vacaciones, y me dio alegría volver a leerte! abrazo de oso para ti!!!

    09/07/2013 en 4:59

    • A cualquiera nos puede pasar????
      Yo también me alegro de que estes de vuelta! Que se vean esas fotitos!!!! Un besazo mi reina!

      09/07/2013 en 15:25

  10. Me gusta el castigo que le das, aunque las personas envidiosas no necesitan ninguno, es suficiente con el sufrimiento constante que padecen por ser así, que las pasan putas. Es uno de los defectos o pecados más feo que se puede tener.
    Besos

    09/07/2013 en 10:38

    • Pues mira que abundan de esas jejejejeje lo malo es que no abundan tato las cortinas de terciopelo Juas!!!!!
      Un besito poseso

      09/07/2013 en 15:26

  11. jejejje, me encanta ese toque de ironía que le das al final!!!

    Ojú, la prota de tu historia solo se martirizaba a sí misma (al punto de matarse, jijiji) pero las hay que se empeñan en hacerte la vida imposible, a esas: ¡la guillotina también Nieves!!

    Paseando por la red he encontrado “nuestro” abrazo, jaajaja

    Notita: Adivina de qué color soy yo y de cual eres tú!!! (me meo de risa)

    09/07/2013 en 11:16

    • Que corra el aire moñas!!!!!! Mira que eres pegajosa…. Rosa tenias que ser, cawen to!!!!!

      09/07/2013 en 15:38

  12. Raquel la colorines

    yo no digo na yo no digo na brrrrr jajajjajajaja oye emy de los santos gue llevo años pidiendote que me enseñes ha hacer estas mariconadas

    10/07/2013 en 16:52

  13. Raquel la colorines

    nada que no ..pero no es la uerr ele lo que hay que copiar?

    10/07/2013 en 16:54

  14. Muy bueno.
    Saludos,
    Jesús

    11/07/2013 en 0:48

  15. Son unos relatos breves y fuertes, pero geniales. ¿Y cuál es tu pecado? 🙂

    04/08/2013 en 1:44

    • AHHH Se siente, tendras que conocerme mejor para deducirlo… 😉

      04/08/2013 en 2:40

  16. Muerta entre cortinas…
    Gusta mí, gusta mí!

    05/08/2013 en 20:43

  17. Dios* me libre (molaba poner esa palabra aquí por ver si salía humo de la pantalla jjejeje)….de las vecinas

    21/08/2013 en 11:03

  18. Finalmente la he encontrado la envidia de los co… jines. Pos me gusta mira tú. ¿Es la mujer del gordo reventa’o que después se carga al de la foto que debía ser patética pero que resultó ser, mu’ graciosa? Yo sé que la peña está enloquecida porque te falta la lujuria… pero… ¿y la soberbia? ¿O es la rubia que llevo dentro que no me deja encontrarla…?

    21/08/2013 en 12:19

    • A ver, como dijo Jack el destripador… vamos por partes:
      S vas arriba del todo del blog veras unas pestañas que ponen, INICIO, YO (ES LO QUE HAY) FRENTE AL ESPEJO… Bien, hay una que pone “pesadillas” dale ahí y tienes todos los cuentos juntos. Por cierto el titulado “prólogo” es el primero de la serie…
      De nada salao! Muaks

      21/08/2013 en 13:27

Bien! Te has decidido, cuenta, cuenta...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s