Una visita a tu lado oscuro.

(4) La Avaricia

 Era portero porque además de dinero, el trabajo le ofrecía casa gratuita no pagaba agua ni luz e incluso se ahorraba el dinero de la ropa gracias al uniforme… Lástima que no incluía también la comida, ¿lástima? El era un tipo listo y los vecinos, derrochadores que tiraban mucha comida y el que recogía del contenedor del patio, le daba a las bolsas un buen repaso antes de sacarlas.

Además, ganaba mucho dinero de “trapicheos” que montaba con el tipo del 2º. Hace un par de días le pidió que convenciera a su hermano (el enterrador) de dejar la puerta del camposanto abierta para un paseo “turístico”…Ni que decir tiene, que lo hizo a cambio de un buen pellizco.

 Pero ahora su mundo se venia abajo, le han despedido, los vecinos decidieron ahorrar (que ironía)…Tenia un buen pico de dinero en una antigua caja de caudales ya no se fiaba de los bancos pero el caso es que tendría que gastar sus ahorros. No estaba dispuesto, no señor, ese dinero era suyo y no podían obligarle a derrocharlo…

Bien ya sabía que hacer, iría dormir a los albergues y comería en esos comedores sociales, los del puerto, pero su dinero no…nadie le pondría la mano encima…nadie.

 Murmuraba estas cosas cuando la gitana se cruzó con el, delgada, exhausta, con un bebe en los brazos y alzándole la mano con gesto implorante… La apartó a un lado de un empujón.

– ¡Ponte a trabajar y no mendigues! ¡No voy a darte ni una moneda!

Ella calló al suelo raspándose los codos y su mirada furiosa se suavizó hasta ser una tenue sonrisa que se amplio transformándose poco a poco en una franca risotada.

Un par de horas después llego al comedor y se puso en la cola, cada vez que llegaba alguien le cedía el puesto y continuaba siendo el ultimo, no quería verse rodeado (los ladrones actúan así, te rodean y luego…)

Otro paso hacia atrás, tropezó en el borde del muelle y al caer la oxidada caja fue a parar al mar…No lo pensó ni un instante, se lanzo en su busca sin pensar que jamás gastó dinero… ni siquiera para aprender a nadar.

Con ojos desorbitados se hundió y cuando al fin perdió de vista su caja le vino a la mente que a lo mejor había cometido algún pecado… ¿Pero cual, cual era su pecado? ¿Cual?

Mutants-625x0

Anuncios

71 comentarios

  1. Si no hubiera sido por su avaricia este tío sería el ídolo de los porteros.
    Muy buen la historia. Me lo imagino en la fila del albergue como el Sr Scrooge de cuento de navidad.
    Besos

    23/07/2013 en 18:16

    • Si, algo así jejejeje Un maldito pecador!!!! ¿Como todos los ídolos? 🙂

      23/07/2013 en 21:07

  2. Me la sé, me la sé!!
    su pecado fué no ser previsor y recoger tapones de corcho de los contenedores y atarlos a la caja para que flotara 😀
    Y sirven para muchas otras cosas!!! mira, mira…

    Y cortinitas para las moscas (o moscones, jejeje)

    Total, que como decía una amiga mía que buscaba novio… un riquitonto, que murió pronto 😆
    Ah!! ya me he despertado, eh??? jejeje.
    Muakssssssssssssss

    23/07/2013 en 18:57

    • Ya veo ya jajaja. Me hacen mucha gracia esos que quieren ser los mas ricos del cementerio… Muaks!

      23/07/2013 en 21:10

      • A mí con que me entierren con una pulsera y unos pendientes, me basta. Reloj no hará falta porque tendré todo el tiempo del mundo, jejejeje.
        Ya ves… presumidita que és una 😉

        23/07/2013 en 21:26

        • Y un pc? Lo digo por estar en contacto y eso…

          23/07/2013 en 21:34

          • Vale, si…. aunque sea el móvil y un par de baterías de repuesto. Por lo del espacio y eso, eh? que con los recortes los ataúdes no dan para mucho, jejeje
            Aixxxxxx, no sabes ná, bandida!!! 😆

            23/07/2013 en 23:04

            • De paso te enterramos con los coditos doblados hacia arriba, ¿no sistercita?, que si no como piensas mirar la pantallita (ita, eh) del móvil???

              (sigue en tu otro coment.) 😉

              24/07/2013 en 11:34

    • ¡Perdón, perdón bella durmiente!!, jejejej, ¿pero a ese cacho foto le llamas “cortinitas”???
      No quiero ni pensar como serán los cortinones!!! jejeej
      MUUUUUUUUUUAKS!!

      Bueno, sigo con la lectura 😉

      23/07/2013 en 21:36


      • 😛

        23/07/2013 en 23:01

      • Es una foto real de cámara… (son las de su cocina) Ssssshhhhh jejejejeje

        24/07/2013 en 2:42

  3. Muy buena historia.
    Cuando era pequeño, un señor viejo de mi barrio, pedía y mendigaba, pero mi madre y la gente del barrio (quizás leyenda urbana) decían que era un avaro y que tenía de sobra para vivir, que tenía amasado dinero de trabajar y que ahora ya viejo y sin trabajo lo que no quería hacer es gastarlo.
    Tu personaje me recordó aquella historia.
    Besos.

    23/07/2013 en 19:24

    • En mi barrio tambien pasó, pero no fue leyenda… Cuando lo encontraron muerto tenia fajos y fajos debajo de la ropa. y murio en la calle… Que cosas! Un beso.

      23/07/2013 en 21:16

      • En mi caso también dicen que al morir le encontraron mucho dinero en el colchón, pero nunca supe si era del todo realidad.

        23/07/2013 en 22:25

        • Bueno, yo los fajos no los ví pero el dispositivo policial que se montó fue épico… Ni en una reyerta a puñaladas!

          24/07/2013 en 2:36

  4. Su pecado fue ser demasiado bueno, si todos hiciéramos como él, en vez de causar crisis por vivir por encima de nuestras posibilidades, otro gallo cantaría 😀

    23/07/2013 en 20:35

    • Si jajajaja ni los banqueros tendrian dinero (no es mala idea) MUAKS!

      23/07/2013 en 21:20

  5. Con lo de la gitana me he acordado del primer libro que leí de Stephen King, “Maleficio”
    -Más delgado -…¿Lo has leído?

    23/07/2013 en 20:51

    • Yo sí 😀

      23/07/2013 en 20:53

      • Es más sencillito que otros de Stephen, pero mola ¿verdad?

        23/07/2013 en 20:55

        • A mí me moló bastante, aunque el final quizá me disgustó, di que siempre me suelen gustar menos los finales que el resto de las novelas en el caso de don Esteban 🙂

          23/07/2013 en 21:06

          • A mi tampoco me gustó el final… Pilló la hija, verdad?

            23/07/2013 en 21:25

    • Lo he leído si… corto y conciso, al grano! mas y mas delgado jejejeje

      23/07/2013 en 21:22

      • Shhhhhhhhhhhhh, no expliqueis el final, que me habeis dejado intrigada y lo apunto en la lista de espera.
        Jejejeje, al final los tendré que numerar

        Remuaks!!!

        23/07/2013 en 21:32

  6. ¡Hostis, con este te has superado Nieves, viene con mal de ojo y todo!!

    El pecado… ¿de verdad nos lo preguntas?, ¡leñe, que lo pones en el título!! jejeje

    Muchos besicos mi reina, ven que te axuxo toa, mi arma… y te leo la mano 😆

    23/07/2013 en 21:44

    • Toma, sistercita

      cuando hayas acabado con la lectura, nos “haces cinco céntimos” 😆

      23/07/2013 en 22:57

      • (¡aquí, sigue aquí!)

        …y de paso las gafotas (perdón, itas) también te las ponemos a ti, que total para leerle la mano a Nieves, ya me apaño con las mías, ¡tengo PC y PANTALLA GRANDE!! jejejejjeje

        Ay señó, que risa!!

        MUAKS!!! 😆

        24/07/2013 en 11:35

        • Si no tengo la mano de Nieves en el ataúd conmigo, pa qué las quiero???. Deja, deja, cuando hayas hecho la lectura y el informe completo, me lo mandas al móvil.
          Pero no tardes mucho, no vaya a aser que se hayan agotado las dos baterías!!! 😆
          Jejeje, qué cosas me haces decir, pordió!!!

          24/07/2013 en 17:40

        • Lo que yo digo…

          24/07/2013 en 18:22

    • Ya, es para los despistados jejeje!
      Miles para ti tambíen corazona!

      24/07/2013 en 2:47

  7. ¡Buen relato! Bien hilado y con final merecido.
    ¿Su pecado preguntaba el jodío?
    ¡Pues haber nacido! que diría el clásico. 😀
    Besazo

    23/07/2013 en 22:30

    • Gracias Dolega! No lo tenia claro, como solo pensaba en el dinero jeje. Muaks!

      24/07/2013 en 2:48

  8. Me ha gustado y me ha hecho pensar a una historia verdadera: Egipto, familia con gallina que cae en el estanque se tira el dueño y no sabe nadar, una hermano pa salvarle y no sabe nadar… cinco hombres de la familia se ahogan en el intento, menos la gallina, que flota. Abrazo

    24/07/2013 en 1:18

    • Y las mujeres mi alma jejejeje tampoco se tiraron! (por lo que veo)

      24/07/2013 en 2:50

  9. Mi niña, Muy buena Historia !!!.. Quizás tan real como verdadera, Aquí hubo no hace mucho un Portero, tan avaro, que no quería tener familia para no gastar su dinero…Ya bastante mayor lo asaltaron y murío allí sin entregar su dinero, pasó un tiempo derribaron la casucha ¿ y sabes? El dinero estaba escondido en las paredes de barro que él mismo había construido…”La avaricia ” fuel peor error de este portero, igual al tuyo ese fue el peor pecado!!! no la disfrutó y no se llevó nada… Besos querida Amiga…

    24/07/2013 en 2:30

    • Pobres ladrones… no se llevaron nada entonces jeje. Un beso infernal Rosita!

      24/07/2013 en 2:51

  10. ¡¡¡ Gracias por contestarme tan rápido !!! Pensé que quizás estaba ofendida por no contestar tus entradas anteriores.. Pero no estoy haciendo nada por aquí hay mucho bajón…. Besos muchos para que que tengas, un fuerte abrazo…
    Aquí te dejo una poesía que me ha regalado Bernardita, es tal cual lo que yo quiero expresar a cada amiga, que quiero mucho…

    A veces puedo estar distante
    pero nunca ausente…
    puedo no escribirte,
    pero jamás olvidarte
    y cuando me necesites,
    puedo no estar cerca,
    pero jamás abandonarte… Besos

    24/07/2013 en 3:11

    • Pero como puedes pensar eso????? Rosita hija no tienes ninguna obligación de venir a cada momento, ven cuando puedas o simplemente cuando te apetezca! Yo te contestare siempre en cuanto te vea y si no lo hago sera porque tampoco ando muy fina de moral.
      Anda, no seas tonta y ante cualquier duda me dices que tienes mil formas de contactar conmigo… Ainsssss señor, señor jajajajajaja
      Y tu poema me lo quedo que para eso me lo has traido! Besazos!

      24/07/2013 en 4:06

  11. Me recuerda a tanta gente que podría hacer una lista. Como si nos fuésemos a llevar algo a la tumba. Él, sin duda, no se llevó nada. Besotes!!!

    24/07/2013 en 11:30

    • Pues no, todo para los peces y sin tener bolsillos Juas!

      24/07/2013 en 18:21

  12. Moraleja : Hay que aprender a nadar!; – )
    Besos infernales!
    NB : Por cierto, ¿Por qué zona cayó esa caja?…

    24/07/2013 en 12:06

  13. Buen relato. Algo moralizante para venir del averno, pero bueno. Me ha gustado much.
    Un beso poseso.

    25/07/2013 en 20:09

    • Que va!!! Son enseñanzas de como estar “en casa” con mas rapidez jejeje

      26/07/2013 en 20:20

  14. La platita hay que gastarla*****disfrutarla******y guardar siempre algo***por no decir mucho
    por esas cosas del destino****
    para que se la gasten otros cuándo pasamos***a otra vida****NO*****
    muy buen relato****
    besos y cariños*****

    25/07/2013 en 23:21

    • Es lo que yo pienso, el dinero para gastarlo y los que vengan detras que se lo ganen!!!Besazo!

      26/07/2013 en 20:19

  15. Excelente relato, que muestra claramente, a lo que lleva la AVARICIA, personalmente es despreciable, me ha encantado tu relato querida, un enorme abrazo y achuchones…….. lo aprendí de ustedes. y me encanta achuchonear! jjajajajajaj muaaak

    •La avaricia es como la llama, cuya violencia aumenta en proporción al incendio que la produce. (Séneca)

    26/07/2013 en 0:16

    • Gracias Lili! mira yo no soy avariciosa y te devuelvo un monton de achuchones!!!! Ala jejejeje.

      26/07/2013 en 20:18

  16. Del apego al dinero, Nieves, vienen todos los males. Espeluznante retrato el tuyo.

    26/07/2013 en 15:05

    • Creo que es peor la envidia jejejeje Muaks

      26/07/2013 en 20:16

  17. Me gusta esta serie de relatos sobre los pecados capitales.
    Curioso relato y curioso tipo el que describes sin duda. La avaricia o más bien la racanería. Urgar en las bolsas de basura, vaya tela, lo malo es que pasa.

    26/07/2013 en 21:44

    • Y por desgracia no pasa por racaneria… Un besito!

      27/07/2013 en 0:00

  18. Una cosa, desmarca los límites de comentarios porque se hacen pequeños a partir de tres y cuatro. Está en ajustes/ comentarios. Pon diez por lo menos.

    26/07/2013 en 21:46

    • UY! No sé de que estas hablando… Donde tu dices (creo estar en el sitio adecuado) tengo marcado un 10. A que te refieres con “se hacen pequeños” ? Intrigada me tienes oyesssss

      27/07/2013 en 0:03

      • Mira los comentarios de esta misma entrada y observa como algunas conversaciones según os contestáis, se hace pequeño el recuadro de testo hasta casi una sola linea.

        28/07/2013 en 21:31

        • A ver… Los veo reducirse si, pero es que tambíen se dicen menos cosas. Es decir, no falta ni una coma en ningún comentario y tengo 10 anidados, lo he comprobado. De todas formas lo revisare otra vez, gracias!!!

          29/07/2013 en 0:49

  19. Well done

    26/07/2013 en 22:11

  20. A mi también me ha recordado lo de la gitana a Maleficio de Stephen King. Me gusta este pequeño y avaricioso relato.

    05/08/2013 en 20:27

    • Tal vez me inspire en el libro de King…

      05/08/2013 en 21:58

  21. Ésto se da, y patológico es seguro, amasar dinero sin más….es como el que amasa basura y basura…que no sirve para nada y nunca va a gastar, Síndrome del dinerógenes lo llamaría yo jajajaja..

    21/08/2013 en 11:21

Bien! Te has decidido, cuenta, cuenta...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s