Una visita a tu lado oscuro.

Uncategorized

Buscando el árbol

sin-titulo

 

 

_ Ya casi es la fecha señalada y aún no tenemos el maldito abeto, me duelen los pies y quiero volver a casa.

_ Pues te repito que no pienso pagar por cumplir con la tradición… Estoy harta de ver como algo tan hermoso se convierte en puro consumismo.

_ Pues fue idea tuya sorprender a la familia haciendo nosotras los preparativos, ademas como nos pillen cortando un árbol… 

_ Sé que es ilegal ¿Y que no lo es hoy en día? Miremos en aquel bosquecillo.

_ Recuerdo cuando eran papá y mamá quienes nos sorprendían cada año, era fantástico despertar una mañana y ver en el salón todos los regalos que había traído Santa al pie del árbol ¿Quien iba a imaginar que requería tanto esfuerzo?

_ No te preocupes, lo conseguiremos, buscaremos un rato mas y si no lo encontramos… Ya pensaré en algo.

_ ¿Pensaras en algo? ¿Hemos venido al culo del mundo para que tú pienses en algo? Piensa en como vamos a encontrar el coche, creo que nos hemos perdido y empieza a oscurecer.

_ ¡No nos hemos perdido! Y tu misma lo has dicho… Era fantástico… Quiero que lo sea este año para ellos.

Después de casi todo un día arañándose con los matorrales, destrozándose los tobillos a base de tropezar con las piedras y agotadas de cargar con las hachas y el carrito  para transportar el árbol, sucias y tristes por su mala suerte tomaron la decisión que nunca hubieran querido tomar… Tendrían que subirse al carro del consumismo y gastar dinero.

_ Vale, decidido… cortaremos el primer abeto que veamos del tamaño adecuado… aunque no tenga las dichosas bolas y guirnaldas, ya las compraremos en un chino…


Hay un premio…

Pulsa si te atreves (aunque lo dudo)

 

 

sin-titulo


¿Feliz Navidad?

Están por empezar “tus” quincenas del dolor, ese terror tradicional que entra en tu vida todos los años, como una tragicomedia condenada a repetirse en un bucle finito eso si, que al final cuando palmes llegara la paz… ¿Crees que te miento?

Este mes y parte del siguiente es lo peor que te puede pasar (aparte de la aborrecida invitación de boda)

Te pasas seis días colgando guirnaldas de colores de lo mas horteras por todos los rincones, un pseudo abeto que mantendrás hasta mayo y el belén pastelero que no se sabe como pero acostumbra a esparcir paja, nieve y arena por toda la casa (si, algunos ponéis nieve) ¡Que bonito está todo! ¡Cuantas luces de colores! Coño, si hasta tu tía Hortensia zurra a su consorte porque con la moña que lleva se cree que lo ha pillado en un puticlub

Tu casa va a convertirse en un caos de llamadas, visitas, niños (y adultos) rompiendo tus adoradas copas y manchando irremediablemente tu mejor mantel, miradas de hipócrita cariño y la frase “Esta muy bueno pero…”  que te obliga a contar hasta diez por no patear a tu cuñada en el cielo la boca… Pides sillas prestadas, el alcohol corre como si la fiesta fuera en un garito heavy  y tu casa parece un circo. -¡¡¡¡Manolooooooooooo!!!! ¡bájate inmediatamente de la lámpara! Manolo es tu cuñado y tu ojiplatica sin saber que decir…

Te gastas ese dinero que tanto te ha costado ganar, comprando con alegría esa especie de cucaracha de mar, gusanitos transparentes a precio de oro, los percebes  de los cojones y las consabidas tabletas de miel con vaya usted a saber que! Los hay hasta de lacasitos… (No eres consciente de que al pasar por caja te vas a acordar del padre de la cajera y de todos sus ancestros sin pensar que a ella le va a pasar lo mismo que a ti)

Cuando termina tu viaje a la antesala del Hades y empiezas a contabilizar las bajas y daños colaterales, descubres los jeroglíficos que han dejado con rotulador permanente en la pared del pasillo, las cortinas chorreando grasa de pavo, media docena de canapés bajo el sofá que por cierto ya no sabes de que color era,  al niño Jesús le han pintado bigote,  los pastores han sufrido amputaciones, tu perro luce unos hermosos trasquilones y ha desaparecido tu mejor perfume, lo que te recuerda que tienes que comprar un traje anti-contaminación para limpiar ese baño… (es imposible que “eso” haya salido de un cuerpo humano) lo que te lleva a replantearte como cierta tu primera opción al conocer a tu suegra.

Lloras escoba en mano no por la ternura que se supone implican estas malditas festividades, lloras para controlar esos instintos homicidas que laten en todos y cada uno de tus poros, lloras y después del arrebato y 4 horas y media te quedas mirando las putas zapatillas que te han regalado preguntándote si te las cambiarán por un pasaje a Cancún… Pero al final te recompones y sonríes con malicia pensando que el año que viene eres tú, ¡SI TÚ! tú y todos los tuyos los que vais a casa de tu cuñada…

Por cierto, un par de detalles mas.

1- Con lo lerda que es tu cuñada puedes regalarle esas mismas zapatillas (literalmente)

2- También podrías rematar sentando a un pobre a tu mesa ¿Como lo ves?

P:D. No entraré en detalles en cuanto a la festividad de “Reyes” cenas de empresa y demás pero tienen su miga, advertido estas.

 

 

18682575-jpg-r_1280_720-f_jpg-q_x-xxyxx

 


Sin rencores

¡Hola almas perdidas!

Cuando te estancas y acomodas en un buen lugar da la impresión de que echas raíces y eres incapaz de trasladarte entre distintos mundos, entonces te agobias o lloras o te aburres o pataleas o te trasladas a duras penas para caer en la misma trampa y volver a acomodarte en un lugar distinto. Entonces un día te das cuenta de que pararte no es una opción y tomas la mejor decisión, respirar hondo, relajarte y mover esos perezosos pies para que el culo no te engorde… 

El error es precisamente dedicarte a una sola cosa cuando hay todo un mundo del que disfrutar (O al que machacar)

He tomado la firme decisión de moverme, arrancarme estas raíces aunque duela y volver a volar libre… En vuestra compañía si puede ser.

 

ausencia-18ll-desmotivaciones


McKamey Manor

Posiblemente ya sabes lo que es un “pasaje del terror” lo has visto en un vídeo, una película, en alguna feria de barrio, muy cutres todo sea dicho o en un sitio mas adecuado y currado como ********* (no majos no, sin euros no hago publicidad)

Pasaje cutre

Pasaje cutre

Pero seguro que no conoces McKamey Manor (A este no me importa nombrarlo porque esta muy lejos, San Diego, California, y sé que no vas a ir que nos conocemos)

¿Qué diferencia este pasaje de otros? Todo… Interactivo y extremo, una autentica pesadilla en la que no te matan pero llegas a creer que lo harán. La norma general en estos sitios es que no puedes tocar a los actores, este es el único del mundo donde a los sádicos actores les esta permitido tocar a los visitantes y cuando digo tocar me refiero a empujar, escupir, atar e incluso golpear y humillar.

No vale la pena maquillarse...

No vale la pena maquillarse…

Que si que si,que la gente paga por entrar y disfrutar de una experiencia única al mas puro estilo La matanza de Texas, ríete tu de la pseudo niña del exorcista con polvos de talco y mercromina en la cara pegando saltos en una cama a tres metros de ti.

Para empezar tienen dos pases distintos, uno de 4 horas y otro de 8 mas o menos, dependiendo de tu resistencia al miedo, tengo entendido que nadie a pesar de haberlo pagado ha soportado las 8 horas.

1

No parece muy duro… o si?

Solo se admiten dos personas en cada pase y su trabajo consiste en que supliques  a gritos salir de allí, pretenden que abandones antes de finalizar tu tiempo y generalmente lo consiguen aunque sea a costa de hacerte comer tu propio vomito.

No apto para cardíacos...

No apto para cardíacos…

¿Cómo te quedas?

Antes de entrar te hacen un reconocimiento medico y firmas un “acuerdo” donde aceptas dejar tu salud, vida y autoestima en manos de los psicópatas actores del interior.

Probando la comodidad de un ataúd!

Probando la comodidad de un ataúd!

Tú, alma valiente… ¿entrarías si te invitaran?

¡¡¡INTENSO!!!!!


Sonríe que es broma…

Hablar a estas alturas del Ébola ya no es ni interesante, todo el mundo habla de lo mismo o de Excalibur o de la “Mato” (que valla nombrecito para una ministra de sanidad) así que visto lo visto te voy a hablar de…

conspiracion

Ya no serán los zombies sino los perros, ellos dominaran el mundo (Los de cuatro patas, no los de ahora) por eso han matado a Excalibur (si es que lo han matado y no lo están usando en un laboratorio)

Teresa, la auxiliar infectada, había hablado en casa de los desbarajustes e incompetencia del sistema… de que se tenía que poner y quitar el traje de protección (ese que consiste en unas botas de plástico y unas gafas de buceo) en la misma habitación del enfermo, de que tubo una instrucción de 20 minutos cuando médicos sin fronteras reciben una de 2 semanas y usan trajes totalmente estancos que se rocían con desinfectante antes de quitárselos… Había contado muchas cosas y el perro estaba presente en las conversaciones… Como puedes suponer, era un peligro “sabia demasiado”

como lo ves

¿Qué estoy desvariando? ¿No te crees que los perros son el futuro? ¿Qué un perro no puede ser un líder?

Pues aquí te dejo una prueba…

 

Ahí lo tienes, dando ordenes seguro y ademas dejando claro lo que opina del gobierno…

 ¿Cómo lo ves?


Ayer murió

Ayer murió… Tenía solo 16 años, un crío que se divertía como tantos otros días.

–  ¡No hay huevos!

–   Dame otro trago

–   ¡Nenaza!

Y el mira a los ojos a esas niñas que le retan a subir a lo alto del vagón y piensa (No, no piensa) se sube…

Y en un alarde de valentía decide que ha de lucirse, esos ojos le deslumbran, el trago le ánima, los gritos le espolean.

“Ojos nerviosos de pronto”

  –  ¡¡¡Ten cuidado!!!

  –  Tanqui, yo controlo…

 … La sacudida le hace caer lejos y las máquinas pitan al compás de sus latidos junto a su cama.

Ayer murió y la culpa hunde en la miseria a un grupo de adolescentes que no comprenden nada de lo que ha pasado, no comprenden que él no volverá a cantar tonterías por la calle, no comprenden el porque no se despiertan de esta pesadilla, no comprenden que sus madres lloren estando ellos bien, no comprenden que ayer murió.